La diferencia entre la ética y la moral

La diferencia entre la ética y la moral

La moral quiere ser derivada de la ética. Quiere ser verdadera e igual de legítima que la ética. Pero la moral empalidece al haber tantas de ellas en el mundo. Sólo hay una ética que quiere ser descubierta y entendida. No sabemos si ella quiere ser aplicada, sólo que en algún recoveco especial existe y quizás se permita ser abrazada.

Las leyes sociales ridículas bajo las cuales se rigen los grupos, leyes que atormentan a las personas que son heridas por esforzarse por seguirlas, esforzarse por ser normal y ser funcionales, leyes que dejan un sin sabor a los besos, los saludos y los festejos. Personas que dejan que la moral dicte la forma en que expresan su amor y sus palabras.

Ah, pero algo que la moral no puede regir, por más que la persona quiera corregirse, es la mirada. Esa válvula que no tiene función de apagado ni modulación. Pueden mover sus cejas, comprimir músculos y dar intención, sin embargo es inútil y pueril pensar que puede ser una actividad controlada siempre. Pues he visto miradas en momentos que uno piensa que nadie los observa, ojos que revelan la misma verdad que tratan tan arduamente de disimular y si es posible, borrar.

Así, la ética está en esa constelación interior del bien y el mal, pues es el amor. Es esa guía que no permite hacer daño, que anhela no sólo salir por los ojos, sino por la boca y los brazos, por los poros. Lo que mueve a hacer un buen trabajo y dar un buen beso, a escuchar a las personas que amamos, lo que nos mueve a decir la verdad y nos lleva a los brazos, a veces corriendo y con un salto terminar con el deseo y simplemente dar.

A veces en cuestiones del amor nos vemos más limitados, ahogando palabras y acciones, recurriendo a melodías y palabras de alguien que consideramos más diestro. Pero ellos no lograrán desencadenar tu alma.

Que todo fuera tan fácil como hacer el trabajo con amor y compromiso, no por seguir reglas, sino porque uno se siente satisfecho con los resultados.

Lo siento, no hay resultados asegurados en el amor, tu amigo, tu pareja, tu vecino… no podemos asegurar la victoria y la resolución de los deseos compartir.

Así, no hay respuestas fáciles y no puedo condenar a aquel que sea regido por una moral que sofoque el ser ético. Tampoco convoco un desfile banal para aquellos que viven desatados y alentados, pues son ellos que disfrutan del festejo ritual de su propia verdad.

This entry was posted in Avena, Discusiones mentales, Explicaciones, Random Rants. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s